Actualizado: Pastor Carlos Vega Urtubia es llamado a la presencia del Señor

Actualizado: Pastor Carlos Vega Urtubia es llamado a la presencia del Señor

Actualización: Se adjunta documentos con acuerdos tomados por la Junta Oficial de Diáconos de la Iglesia de Ñuñoa respecto del futuro de la iglesia. Ver documentos 

Comunicamos el sensible fallecimiento de nuestro pastor Carlos Vega Urtubia, pastor presbítero de la iglesia de Ñuñoa, perteneciente a la Primera Iglesia Metodista Pentecostal.

El pastor Carlos David Vega Urtubia nació el 20 de Mayo del año 1954, en la ciudad de Santiago. Hijo del recordado Pastor Presbítero José Humberto Vega y la Pastora Margarita del Carmen Urtubia. Su amor fue para Dios y para su esposa y compañera Patricia Ubilla Zamorano, con quien se unió en sagrado matrimonio el 25 de Octubre de 1975. De esta unión nacieron tres hijos llamados Jazmín, Yessica y Elías; quienes le acompañaron a lo largo de su carrera en la casa del Señor.

El pastor Vega fue miembro de la Iglesia Metodista Pentecostal Nueva la Legua, ocupando los cargos de profesor, predicador, jefe de juventud, llegando al diaconado de la Iglesia y a ser guía encargado de la clase “Jaime Eyzaguirre”. En el año 1990 la Clase Jaime Eyzaguirre se convierte en la Iglesia Oficial de la comuna de Ñuñoa siendo nombrado Pastor Gobernante el Hno. Carlos David Vega Urtubia. Si bien sus primeros años fueron muy difíciles, la obra del Señor fue bendecida, cumpliendo la misión evangelizadora por los alrededores de las comunas de Macul, Ñuñoa y Peñalolén.

El 7 de Marzo de 1999 nuestro Pastor Carlos Vega Urtubia alcanza el honorable grado de Reverendo Presbítero de nuestra Corporación. También ocupó distintos cargos en el honorable directorio de la Iglesia Metodista Pentecostal, como Superintendente de Sector y Tesorero de la Corporación.

Su familia, sus hijos y los hermanos de su iglesia lo recordarán siempre como un hombre de Fe, un Pastor serio en las cosas de Dios, un varón de Dios dentro y fuera de la Iglesia, ferviente en la oración, hospedador y un siervo dispuesto para toda buena obra.

Sus restos serán velados en la iglesia de Ñuñoa, ubicada en Rodrigo de Araya 5086, en la mencionada comuna. El horario y lugar del funeral serán comunicados prontamente.

A nombre de nuestro Obispo Eduardo Durán Castro, nuestra Diaconisa Raquel Salinas Cáriz, la Junta Oficial de Diáconos y la iglesia de la Catedral Evangélica de Chile hacemos llegar nuestras más sinceras condolencias a la familia e iglesia hermana de Ñuñoa. El Señor ponga la paz y el consuelo en vuestros corazones.

compartir