Actividades Departamento de la Juventud

Actividades Departamento de la Juventud

Reunión Norte – Poniente

n_155_bEl sábado 13 de agosto toda la juventud de los sectores Norte y Poniente se reunieron para alabar y glorificar el nombre de Dios en un maravilloso punto de predicación al aire libre en la Plaza los Curas en la comuna de Renca. Donde se pudo contemplar una gran asistencia de jóvenes; que sin pasar desapercibidos, llamaron la atención de decenas de vecinos que se vieron obligados a salir de sus hogares y contemplar lo que Dios estaba haciendo en las calles. Cada vez reafirmamos que no en vano nuestros padres y abuelos salieron a predicar la palabra de Dios pese a las multitudes de dificultades, es gracias a quienes hoy nuestros jóvenes pueden predicar libremente en las calles de nuestro país.

Sin dejar de mencionar que la presencia de Dios se hizo presente con nosotros desde la plaza, pudiendo compartir las buenas nuevas de salvación, haciendo y cumpliendo con la Gran Comisión y el Gran Mandamiento, derramando amor en cada persona que necesita de Jesús, dejándonos guiar por la gracia del Señor; dando esperanza al pecador.

Fue con el himno nº 314 “Si hoy día estas angustiado”, que culminamos el servicio de predicación a la calle, cerca de las 16:00 horas, en la Clase Población Bulnes. Llenos de la presencia de Dios, cantamos todos al unísono: “Con mi sangre tu puedes lavarte y entrarás en el cielo a gozar”.

n_155_cSiendo las 17:00 horas aproximadamente, se inició la reunión de juventud, entonando el himno “En la vergonzosa cruz”. Posteriormente se entregaron algunas oportunidades, al Hno. Mario Hurtado y su esposa la hermana Liliana Piña, para comentar e incentivar a los jóvenes que se encontraban en la reunión, acerca del plan de desarrollo con el libro “Mi Experiencia con Dios”. Para continuar con las oportunidades a los jóvenes y señoritas de diferentes clases para testificar el amor de Dios en su vida y así declarar el magnífico poder de Dios.

Al igual que en todas la reuniones en la instancia de oración especial por la juventud de nuestra iglesia, esta estuvo a cargo del hermano Andrés Leiva y el hermano Mario Bazaes que realizaron una oración por la juventud de los sectores Norte y Poniente.

En esta ocasión la Palabra del Señor se encontró en Génesis 37:11-20, la cual estuvo a cargo del Hno. Carlos Acosta Alarcón, perteneciente a la Jefatura del Departamento de Juventud. En ella el Señor nos exhortó indicando que al igual que el padre de José le había preparado un vestido especial que lo hacía distinto a los otros, de la misma forma nuestro Dios nos preparó un traje especial que fue a precio de sangre en el madero de la cruz por nuestro Señor Jesucristo, además El Señor nos dijo, que al igual que ocurrió con José que fue aborrecido por sus hermanos, “Aunque el mundo nos aborrezca, tenemos un padre que nos ama”. Meditando en su Palabra Dios nos dice que, si muchas personas están en contra nuestra, molestándonos, incluso causando en mal en nuestra vida, como sucedía en la historia de José, teníamos un padre que se preocupa por nosotros, que nos ama, y derrama bendición en nuestras vidas, para así ser de bendición por donde quiera que vayamos, de la misma forma en que José era de bendición y prosperidad en cada lugar que él estaba, incluso estando en la cárcel.

n_155_dAgradecidos por su Palabra, pudimos rendirle adoración en alabanzas a nuestro Dios a cargo del coro de la través del coro de la juventud, entonando alabanzas como “Su Sangre”, “Por Siempre”, “En la cruz”, entre otros.

Finalizamos esta reunión de juventud, sectores Norte – Poniente, alabando a Dios con el himno n° 385, “Hay una senda”.

Ahora expectantes de lo que Dios nos tiene preparado en nuestro próximo encuentro de jóvenes. Hemos de confiar en sus promesas y su eterno amor.

Concierto del Coro de la Juventud “En esto creo”.

n_155_fSiendo las 19:45 horas del sábado 27 de agosto, en Clase Robert Kennedy, comuna de Estación Central, se dio cita el Coro de la Juventud de nuestra Catedral Evangélica de Chile con ocasión de su concierto evangelístico: “En esto creo”.

A templo repleto, y tras un himno de inicio, una oración y palabras de bienvenida del encargado coral de la juventud, hermano Patricio Leiva, se dio comienzo de lleno al concierto.

“Te mereces toda la gloria” y “Canción favorita” son parte del repertorio inicial, lleno de melodías de alabanza y adoración al Padre. Continúa el concierto con la alabanza “Tu bandera”, la cual en su letra nos dice “y así me refugié en la cruz y en tu bendito amor. Nunca imaginé la vida que ahora vivo en ti”. Se da paso a continuación a “En los pies de la cruz” que nos dice, con fervor devoto a nuestro Redentor, “Hay un lugar donde la maldad pierde su poder. Mi corazón tiene paz con Dios y su perdón, donde su amor es sin igual”.

La música se detiene a 45 minutos de haberse iniciado el concierto y nuestro hermano Luis Llamín C., miembro de la jefatura del Departamento de la Juventud y coordinador de este servicio, afirma que “la emoción les embarga [a los presentes] pues ante Él nos postramos”. Así, da paso a una oportunidad especial a nuestra Pastora Diaconisa Raquel Salinas Cáriz, quien estaba atenta y gozosamente escuchando las alabanzas, quien comenta es “lindo ver tanta juventud alabando y glorificando el nombre del Señor” pues, afirma, “aquí se encuentra el gozo y la paz”. Asimismo, comenta su delicia y su vida es estar en la Casa de Dios, en donde se recibe palabra que lava y cambia vidas.

n_155_gA continuación, se da oportunidad para una lectura y exhortación bíblica, la cual recae en nuestro hermano Pedro Reyes Barrera, Director General de Coros Unidos. Así, tras leer San Juan 3:1-15, el Señor nos recuerda que no debemos tener temor de que se burlen de nosotros por creer en Él pues debemos perseverar en sus caminos aún cuando el mundo nos ofrezca felicidad momentánea. Se nos habla de la historia de Nicodemo, que fue donde Cristo a conversar con Él. No obstante, Él ya sabía esto sucedería y conocía el corazón del hombre que se acercaba a su presencia. Nuestro Señor le pide que, para poder estar en su amor debe volver a nacer. Nicodemo, quien como muchos de nuestro tiempo, maneja mucho conocimiento de este mundo y mucha palabra de Dios, pero no conoce a Cristo. Él no lograba entender qué era volver a nacer. Pensaba se trataba de volver al vientre materno, de manera literal. Cristo, en cambio, se refiere a acercarse a su amor, a conocerlo, a tener una relación de día a día. Nuestro Señor quiere comprendamos lo que implica realmente conocerlo. Si lo hacemos nuestra vida se transforma, y nacemos de nuevo.

Posteriormente se hace un llamado a que, quienes aún no conocen al Señor, pasen a recibirlo en sus corazones para que “Dios ponga un anillo en su mano para que su nombre sea inscrito en el libro de la vida”. Pasan almas nuevas ante la presencia de Dios y lo reciben como su Salvador. ¡Gran gozo hay en el templo porque fiesta hay en los cielos!

Prosigue el concierto con la alabanza “La lluvia entristeció”, que nos recuerda “El Rey resucitó, la muerte derrotó, ganando la victoria” pues “su amor perfecto siempre vencerá”. Tras una intervención de nuestro hermano Luis Llamín Carilao, preguntando quién tiene su nombre inscrito en el libro de la vida, se continúa con el cántico “No estoy solo” en que agradecemos al Padre porque “Dios nunca nos ha abandonado” y “la victoria siempre Él me ha dado”.

Es hora de cantar “En esto creo”, tema que el título a este hermoso concierto del Coro de la Juventud. En éste, con gran júbilo, la asistencia toda entona “creo que resucitaste. Creo que nos levantarás. Creo en el nombre de Jesucristo” “¡Creo en ti, Jesús!”.

n_155_hTiene, antes de finalizar, una oportunidad nuestro hermano Jorge Beltrán, Ayudante de Predicador de Clase Robert Kennedy, quien entregó los agradecimientos a nombre de la Clase que recibió el concierto, afirmando: “Este es el mejor lugar al que Dios un día nos pudo traer”.

Como cierre musical, se canta, todos de pie, un medley de alabanzas que incluye “Hoy me siento feliz”, “Eben Ezer”, “Él nos levanta” y “Razón de mi vida”. Finalmente, nuestro hermano Patricio Leiva Vergara dio palabras de despedida y agradecimiento a los asistentes y nuestro hermano Oficial Diácono, Mario Ulloa González, da la oración de cierre.

Son casi las diez de la noche, y el gozo de nuestro Salvador ha llenado el corazón de un templo atiborrado de almas adoradoras del único que vive y reina para siempre, nuestro Señor Jesucristo.

Texto y Fotos: Javier Cisternas D.

compartir